TheCircularLab colabora en el proyecto CIRC-PACK para reducir el impacto ambiental de los envases de plástico

fondo

TheCircularLab participa en el proyecto CIRC-PACK cuyo objetivo es transformar el ciclo de vida de los envases de plástico a través de la investigación de nuevos diseños, la integración de materiales biodegradables y de un avanzado sistema de control para reducir su impacto medioambiental, contribuyendo así en la transición hacia la economía circular. El proyecto, que tendrá una duración de tres años, se coordina desde España por de la Fundación CIRCE y es financiado por la Comisión Europea a través del programa Horizon2020. Además, cuenta con la participación de 22 socios de seis países europeos, entre los que se encuentran organizaciones españolas como Aitiip, Tecnopackaging, Grupo Sada, UNE, Ecoembes (a través de TheCircularLab), Calaf Industrial y OCU Ediciones.

En cada paso de la cadena de valor de los envases plásticos los residuos generados serán mínimos, ya que se reintroducirán en el proceso, dando lugar a nuevos modelos de negocio.

En primer lugar se efectuarán mejoras en el diseño de los envases. Se obtendrán nuevas soluciones de packaging que permitirán una mejor separación de los materiales. También se introducirán distintos tipos de materias primas, además de plástico, que facilitarán su posterior recuperación y reciclado. Además, éstos serán más sostenibles, consiguiendo plásticos con una composición basada en materia prima 100% biodegradable, procedentes de fuentes renovables.

Asimismo, se promoverá la utilización de material reciclado como materia prima, tanto en el sector de los envases plásticos para alimentación, detergentes y cosmética, como en los sectores de automoción y productos higiénicos absorbentes. También se buscará fomentar las sinergias entre los distintos eslabones de la cadena y distintos sectores, haciendo posible procesos de reciclado en “casacada” y que los residuos plásticos de un actor se conviertan en la materia prima de otro.

Por otro lado, los procesos de recogida, clasificación y reciclado serán revisados y adaptados a los nuevos diseños para mejorar su eficiencia y aumentar la tasa de materiales reciclados.

La nueva cadena circular estará monitorizada con un sistema desarrollado para controlar la calidad de los materiales. Esto permitirá realizar una detallada clasificación de los materiales reciclados según sus propiedades y los requisitos del usuario final, mejorando las propiedades de los productos finales.